El verano y las vacaciones son para relajarnos y cargar pilas para el nuevo curso. Esto sirve para los adultos, pero también para los hijos. Sus vacaciones son más largas, cierto, pero el colegio ya se encarga de llenarles la mochila de cuadernos de deberes para repasar las lecciones más importantes. Por este motivo no hace falta que hagamos lo mismo con el inglés. A pesar de que cuando somos niños tenemos más facilidad para aprender una segunda lengua, si dejan de usarlo durante un periodo largo también se olvidan con más facilidad. Por este motivo es importante que no dejen de practicarlo. ¿Cómo? Os dejamos algunos sencillos consejos:

Hablar con ellos en inglés

Si sois padres que no domináis mucho el inglés es posible que os dé apuro hablarlo con los hijos, pero no hace falta ser Shakespeare. Solo teniendo algunas conversaciones simples en inglés con ellos, o incluyendo frases simples o palabras en medio del español, y que ellos te respondan en inglés también, sirve para que tus hijos sigan oyendo y practicando el idioma sin que se den cuenta. Además, el hecho que tú participes en el juego y te esfuerces les gustará y se implicaran más.

Escuchar música en inglés

Es una de las maneras más simples de ir empapándote de un idioma. Como la mayoría de canciones de grupos conocidos son en inglés, no será difícil incluir está práctica en verano. En un largo viaje en coche, o en casa un día de lluvia, es fácil poner canciones en inglés y jugar a entender qué dicen. Si encuentras la letra escrita, y la leen a la vez que escuchan, todavía será más sencillo de entender y comprender.

Mirar películas o series en versión original

Otro buen ejercicio para hacer en verano para no olvidar el inglés sin que parezca una obligación es mirar películas o series en versión original con ellos. Para ayudar, baja las persianas, deja el salón a oscuras y haz palomitas. El comedor se convertirá en un cine y será incluso más divertido.

Jugar con amigos en inglés

Busca unos amigos de tus hijos que sus padres quieran que practiquen inglés en verano como tú, y que jueguen juntos hablando en este idioma. Puede ser cualquier juego, des de el escondite a uno de cartas, pero que hablen en inglés. Si queréis puede participar un adulto, pero si juegan solos, mejor. ¡Aprender jugando es el lema de UP 2 KIDS!

 

Y así estarán preparados para cuando en septiembre empiecen las nuevas clases del curso de UP 2 KIDS. Si todavía no tienes tu plaza, busca tu centro más cercano y aprovecha las ventajas especiales que te ofrecemos.

Contact to Listing Owner

Captcha Code