Como explicamos en un post anterior, cuanto antes empiece un niño a familiarizarse con la lengua inglesa, le será más fácil aprenderla e integrarla en sus conocimientos. Por esto en UP 2 KIDS también tenemos un nivel adaptado a los más pequeños, hasta los tres años, lo que llamamos Fase I.

Para los alumnos de este nivel hacemos una clase a la semana y de 45 minutos porque cuando son tan pequeños se cansan muy rápido. En esta fase I, en la que la presencia de al menos uno de los padres –o de un adulto– es obligatoria, lo importante es que el niño tenga un primer contacto con el nuevo idioma a través de canciones, cuentos y juegos.

Está más que demostrado que las lenguas se adquieren de manera oral, escuchándola, habituándose a ella. Si esto se empieza a hacer antes de los 3 años, cuando nuestro cerebro es una esponja de información y conocimientos, el inglés entra de manera natural.

Y la clave de todo es jugar. Los niños que vienen a UP 2 KIDS se sienten protagonistas de la clase porque como máximo hay seis alumnos en cada sesión y la atención que les prestan los profesores es máxima.

Por este motivo el espacio donde se desarrollan las sesiones es tan importante. Sin sillas ni mesas, las aulas se transforman en un gran espacio donde los niños se expresan a través de la psicomotricidad espontánea. Siguiendo la teoría de Bernard Aucouturier, los niños necesitan moverse para pensar. Y aunque no haga falta decirlo, todos los espacios de nuestros centros cuentan con todas las medidas de seguridad.

El último objetivo de esta Fase I es que tanto el niño como los padres se familiaricen con el método UP 2 KIDS, muy distinto al de otras academias de inglés. Jugando es como mejor se aprende inglés cuando eres niño, con naturalidad, pero con la guía de unos profesores formados para conseguirlo.

Si te pica la curiosidad pero estás dudando, acércate al centro UP 2 KIDS que tengas más cerca e infórmate de todos los detalles.

Contact to Listing Owner

Captcha Code