Vivimos en un mundo globalizado, en el que con un solo clic podemos acceder a artículos del New York Times pero también podemos vender productos a cualquier continente. El aprendizaje de un idioma común como el inglés sumado al castellano, hace que logres comunicarte con una gran parte del planeta.

Es sin duda una inversión que el día de mañana te van a agradecer porque ahora, sin darse cuenta, estarán cultivando una de sus mayores ventajas en su futuro. Y además lo van a hacer de una manera divertida y efectiva.

Es por eso que si todavía no tienes claro si apuntar a tu hijo o a tu hija a una escuela de inglés de bien pequeños, te damos siete motivos para que lo tengas más claro:

1.- Rendimiento inmediato: Porque el cerebro humano adquiere comportamientos de forma inconsciente hasta los siete años. Aprenden a desarrollar un idioma de forma natural y sin frustraciones igual que aprenden a andar o a comer con cubiertos.

2.- Sin vergüenza: Porque no han desarrollado el sentido de la vergüenza como los adultos y lo hablarán sin miedo a equivocarse o a no tener los conocimientos completos. Se lanzarán a hablar en inglés sin preocuparse de lo que piensen los demás.

3.- Riqueza personal: Desde pequeños ya verán que no todo es igual, que se hablan diferentes idiomas y que hay otros puntos de vista. Esto le ayudará a ser más comprensivo, tolerante y respetuoso con otras personas y otras culturas.

4.- Riqueza intelectual: Tendrán ventajas cognitivas. Al crecer como bilingües e incluso trilingües en algunas comunidades, según estudios realizados, hará que los niños tengan mayores habilidades para resolver problemas, más creatividad, mayor flexibilidad de mente, mejor capacidad de memoria y mejores habilidades multitarea.

5.- Ventaja competitiva: Llegarán a la edad universitaria con un excelente nivel de inglés que les permitirá escoger la carrera que deseen y poder estudiar en el país que quieran por ejemplo con un ERASMUS.

6.- Aprender jugando: Y si además lo hacen en UP 2 KIDS se divertirán sin darse cuenta de que están aprendiendo una lengua nueva. Con clases pensadas por una lingüista y una pedagoga para que estén motivados en todo momento, con rutinas cortas y clases de 45 minutos semanales.

7.- Espacios de juego: Mientras como padres sabréis que tus hijos están en una clase de inglés, para ellos estarán en un espacio de juegos. Porque en UP 2 KIDS basamos el método Learn & Play al extremo, rompiendo la rutina de una clase tradicional con mesas y sillas y haciendo las sesiones de inglés en auténticos espacios de juego, amplios y divertidos para que disfruten al máximo de su aprendizaje del inglés.

Contact to Listing Owner

Captcha Code